Junge wilde Hunde spielen, Pubertäre Hunde

Pubertad canina: cuando el peludo se vuelve obstinado…

Mentalidad perezosa, ráfagas de actividad, resistencia constante y falta de respeto por la autoridad; no, este no es un adolescente de capa y espada. Pero, sorprendentemente, los perros en etapa de pubertad tienen mucho en común con los hombres jóvenes. Un perro que se ha mostrado como un modelo de obediencia en una escuela de perros de repente ya no conoce las órdenes o un animal pacífico acosa a los de su propia especie en el césped. Para el dueño del perro no es una situación fácil. Pero no te preocupes: esta «fase» pasa. Descubra lo que sucede en la pubertad canina.

La primera pubertad comienza entre los 6 y los 12 meses, según la raza, y va acompañada de maduración sexual. Las razas grandes llegan más tarde en la pubertad, las hembras son algo más maduras que los machos. El perro está ahora en celo por primera vez, el macho comienza a levantar la pata para orinar y de repente encuentra a sus contrapartes femeninas muy tentadoras. 

Además, ahora está compitiendo gradualmente con otros machos. Muchos dueños de perros reconocen el inicio de la pubertad no solo en la madurez sexual, sino también en el hecho de que el buen comportamiento que solían tener los cuadrúpedos en el pasado parece haber desaparecido repentinamente.

¿Qué causa la pubertad en los perros?

Durante la pubertad, se producen diversos cambios en el cuerpo del perro que no solo desencadenan efectos físicos, sino también desorientación.

Cambios en la pubertad canina:

  • Alteraciones neuronales debidas a violentos impulsos de crecimiento de las células nerviosas: para optimizar la eficiencia cerebral, sus conexiones están sujetas a una transformación real. Se refuerzan los lazos clave, se reducen los menos necesarios. El sitio principal de estos cambios es la corteza prefrontal, una región del cerebro que ejecuta los procesos cognitivos, el pensamiento y el aprendizaje, con el fin de obtener respuestas adecuadas. Las acciones impulsivas pueden ocurrir durante la pubertad. Otra área del cerebro, la amígdala, también crece durante la pubertad. Este es el centro de las emociones, como el miedo o la agresión. Incluso la vida emocional del perro a veces se vuelve mucho más impredecible.
  • Cambios hormonales: la  dopamina y la testosterona, el equilibrio hormonal del perro y la sensibilidad de los receptores también son factores modificadores. Esto puede significar una predisposición al estrés y al nerviosismo para el perro. El animal reacciona fuertemente de forma inadecuada tanto a estímulos externos como a situaciones ya conocidas: los típicos cambios de humor que la pubertad también implica en los adolescentes humanos

¿Cuáles son los signos de la pubertad en los perros?

La pubertad del perro se manifiesta sobre todo en el hecho de que el animal afronta su entorno con cambios de humor y un cierto grado de discontinuidad. La intensidad y la forma de estos efectos dependen del animal individual. Sin embargo, el denominador común de cualquier forma de relajación es establecer comportamientos «adultos».

Signos de pubertad canina

  • Comportamiento territorial:  el sofá del salón es un espacio tabú, pero de repente el perro lo reclama para sí mismo o lo marca en lugares donde está prohibido: son intentos de conquistar la habitación.
  • Instinto sexual:  si los perros del sexo opuesto se vuelven más interesantes que cualquier otra cosa, significa que ha ocurrido el impulso reproductivo. Pero incluso los animales castrados se aparean con sus congéneres, ya sea por diversión o como señal de dominio.
  • Comportamiento depredador:  ya sea el gato de un vecino, un conejo o un cartero, durante el período de inquietud, algunos perros no pueden resistir la tentación de perseguir algo.

¿Cuáles son las etapas de la pubertad en los perros?

Hay dos períodos delicados en la vida de un perro. Comienza con la etapa de la jerarquía, el período comprendido entre la 13ª y la 16ª semana de vida que podría compararse con el de los niños pequeños. La pubertad es la otra etapa difícil. 

Dependiendo de la raza del perro, se inicia entre el séptimo y el duodécimo mes de vida. Las razas grandes de perros llegan más tarde en la pubertad; en las hembras, el primer celo da la señal de partida. Para los hombres, la transición de la juventud a la semi-edad adulta es incierta. Una pequeña pista se da cuando el macho levanta la pierna por primera vez mientras orina y marca el territorio. La pubertad tiene un curso lento si el perro tiene entre 2 y 3 años y ha crecido.

Cosas que debes saber: Después de unos meses pasó la pesadilla. Durante la pubertad, el perro también pasa por una segunda fase de vinculación con las personas: úsala y fortalece la relación.

¿Qué debo tener en cuenta durante la pubertad canina?

Para afrontar correctamente la excitante pubertad, se necesitan sobre todo nervios fuertes, paciencia y mucho amor. Mientras que el perro joven se ha orientado incondicionalmente hacia ti como líder de la manada, el mocoso intenta emanciparse. Tu lindo cachorro se convierte temporalmente en una cabeza grande. Debe estar preparado si decide dar la bienvenida a un cachorro a su familia y estar debidamente preparado.

Durante la pubertad del perro es necesario prestar atención a los siguientes elementos:

  • Autoridad:  Mantenga siempre la supremacía. Muestre su comprensión por el perro en la pubertad, pero no le deje pasar los malos modales. Sigue siendo un líder poco impresionante y superior, a quien el animal puede volverse incluso con los sentimientos más encontrados. Especialmente si el perro desarrolla tendencias ansiosas, su proximidad le dará confianza. Pero incluso si actúa como un luchador, debes reaccionar de manera apropiada y no prestar demasiada atención al programa. Muéstrate como un líder de manada superior y seguro.
  • Paciencia:  algunos perros púberes no recuerdan lo que han aprendido, parecen difíciles de entender o ya no se sienten conmovidos cuando los llamas. Sea comprensivo y déle al perro mucho tiempo ahora mismo. Haga que se interese en aprender y vuelva a aplicar los trucos y los comandos con muchos elogios y refuerzos, a menudo solo un repaso.
  • Protección:  un perro en la pubertad no conoce peligros ni riesgos. Vigila al perro e interviene si su inquietud lo mete en problemas. Por ejemplo, mantenga la correa corta cuando busque una pelea con otros perros.

Evite cambios importantes durante la pubertad de su perro, como reubicarse o aprender cosas completamente nuevas, que podrían sobrecargar a su perro en esta delicada fase.

Ir arriba

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar