Perro sangrando por la nariz: ¿que hacer?

Encuentra el perro sangrando por la nariz puede dar miedo. Después de todo, a nadie le gusta ver a su hijo de cuatro patas enfermo, ¡y la presencia de sangre siempre activa señales de advertencia! Sin embargo, también llamada epistaxis, esta afección puede estar relacionada con diferentes enfermedades.

perro triste

Aunque no suele indicar un problema de salud grave, ¡siempre es necesario estar atento! Por eso, hablamos con un experto, quien respondió nuestras dudas sobre el tema. Siga leyendo para saber qué hacer cuando encuentre uno. perro con la nariz ensangrentada!

entender el problema

O sangrado de nariz de perro tiene otros nombres para los veterinarios: epistaxis, como explica la Dra. Heloísa Souza, veterinaria de Animales Asombrosos. El especialista señala que, de hecho, esta condición es un síntoma, no una enfermedad.

En otras palabras, el perro que sangra por la nariz está asociado con otras enfermedades, y es necesario encontrar el origen del sangrado para ayudar al cachorro. Para ello, ¡el primer paso es buscar un profesional de la salud! Solo el veterinario podrá verificar los signos presentados, llegando a un diagnóstico certero.

Perro con hemorragia nasal: ¿que puede ser?

O nariz de perro sangrando puede indicar diferentes complicaciones. El Dr. Heloisa explica que existen varias condiciones relacionadas con este síntoma, desde las más leves hasta las más complicadas.

Por lo tanto, es importante estar atento al comportamiento del cachorro y otros signos que presente. Entonces, lo mejor es acudir a un veterinario, quien podrá descubrir el origen del sangrado. El especialista explicó rápidamente las principales causas de la epistaxis.

1. Hemoparasitosis

Estos son problemas causados ​​por parásitos en la sangre. La más común es la «enfermedad de las garrapatas». Este parásito destruye las células sanguíneas, provocando hemorragias en diferentes lugares, como la nariz.

2. Traumas

El trauma es otra causa común por la que un perro sangra por la nariz. Por lo general, ocurren cuando el peludo choca o choca inadvertidamente con una pared u objeto. Son habituales entre mascotas con mucha energía y que, por distracción, acaban lastimándose en el juego.

perro mirando hacia arriba

3. Inflamaciones e infecciones

Como sabemos, la nariz forma parte del sistema respiratorio y está conectada a diferentes órganos. En algunos casos, la inflamación en un lugar puede provocar hemorragias nasales.

4. Tumores

Aunque son más raros, los temidos tumores también pueden causar hemorragias nasales en los perros. Sin embargo, es de destacar que, en este caso, el peludo también presentará otros síntomas.

5. Enfermedades autoinmunes

Finalmente, las enfermedades autoinmunes pueden comprometer la coagulación sanguínea y el funcionamiento de algunos órganos. Como consecuencia, el el perro sigue estornudando sangre por la nariz.

Además de las causas anteriores, la epistaxis puede ocurrir en casos de traumatismo craneoencefálico, problemas de coagulación o diferentes afecciones. Por lo tanto, es importante buscar a un veterinario cuando encuentre perro sangrando por la nariz.

Que hacer cuando encuentras un perro con la nariz ensangrentada

Hay formas de aliviar la incomodidad de su amigo en el camino a la clínica veterinaria. El Dr. Heloisa recomienda que la cabeza de la mascota se mantenga ligeramente elevada. También es posible comprimir el área con un paño limpio, conteniendo el sangrado.

Sin embargo, se necesita atención, ya que la nariz es una región sensible. Así que tenga cuidado de no obstruir la respiración de su amigo de cuatro patas, comprimiendo solo una fosa nasal a la vez.

No se recomienda tapar la nariz con algodón o cualquier otro objeto, y mucho menos utilizar remedios caseros sin consejo médico, ya que un procedimiento sin instrucciones profesionales puede perjudicar aún más la salud de la mascota.

Diagnostico y tratamiento

Cuando un veterinario recibe un perro sangrando por la nariz, el primer paso es descubrir el origen del problema. El Dr. Heloisa explica que algunas pruebas pueden ayudar.

“Los análisis de sangre pueden ayudar con el diagnóstico. Los exámenes de imagen, como radiografías, tomografías y rinoscopia, se utilizan en casos de traumatismos, infecciones y tumores ”, comenta. Por lo tanto, es importante compartir cierta información con el veterinario, como los hábitos de la mascota y el historial de traumas.

El tratamiento lo definirá el profesional en función del diagnóstico. Los antibióticos y antifúngicos pueden solucionar el problema causado por los parásitos y las infecciones. En el caso de tumores o traumatismos, a menudo se requiere una intervención quirúrgica.

Trato especializado: siempre el más adecuado

Darse cuenta de que el perro está sangrando por la nariz puede parecer una cosa pequeña. Sin embargo, es necesario enfatizar que este es un síntoma de enfermedades graves, que requiere la ayuda de un profesional.

perro triste

Tenga en cuenta que su hijo de cuatro patas siempre se merece lo mejor, ¡especialmente cuando se trata de salud y bienestar! Una vez que descubras cuáles son las posibles causas de la hemorragia nasal de un perro, ¡consulta otra información y consejos para cuidar al cachorro en el blog de Animales Asombrosos!

Ir arriba