¿Puede un perro comer harina de maíz?

Obtenida de la molienda del grano de maíz desgerminado, la harina de maíz es un ingrediente que despierta la memoria afectiva de muchas personas en recetas típicas familiares, como la torta, el pan de maíz y la polenta. Pero no todo lo que pueden consumir los tutores puede ser ingerido por la mascota. Entonces, sera que el perro puede comer harina de maíz?

el perro puede comer harina de maíz

Para quienes conviven con una mascota y les gusta consumir este tipo de alimentos a diario, es común que, en algún momento, la mascota se acerque e insista en conseguir un pedacito de comida. Por lo tanto, es necesario comprender si esto está permitido para el cuerpo peludo.

Después de todo, ¿es malo alimentar a los perros con harina de maíz?

Según la Dra. Mariana Porsani, veterinaria especialista en nutrición animal, los perros pueden comer harina de maíz. El ingrediente no es tóxico para los perros, por lo que no es un alimento totalmente prohibido. Sin embargo, esto no significa que puedas ofrecérselo a tu mascota de forma habitual.

Aunque el maíz, que da lugar a la harina de maíz, se usa ampliamente en la formulación de alimentos para perros, contribuyendo al suministro de energía, la harina de maíz es relativamente baja en nutrientes, pero rica en calorías. Eso es el harina de maíz engorda al perro, dependiendo de la cantidad ingerida.

“Si se administra en grandes cantidades y con poca proteína, puede conducir a deficiencias nutricionales, además de contribuir al aumento de peso, lo que, a su vez, puede desencadenar problemas de salud”, advierte el especialista.

Pastel, polenta, pan y otros alimentos elaborados con harina de maíz

Como ya dijimos, el maíz no es un alimento para perros tóxico. Pero si estas pensando en cómo hacer harina de maíz para perros, debes tener cuidado con ciertas recetas preparadas con el ingrediente.

En este sentido, por mucho que un perro pueda comer harina de maíz, evita en la medida de lo posible ofrecer tortas, bizcochos y bizcochos aptos para humanos. Rico en azúcares y grasas, favorecen el aumento de peso cuando se consumen con frecuencia, además de aumentar el riesgo de enfermedades como la diabetes.

Por otro lado, las recetas saladas, como la polenta, suelen prepararse con ingredientes altamente tóxicos para los perros, como el ajo y la cebolla. Recordando que el aceite utilizado en la preparación también es perjudicial a largo plazo.

Por eso, resista siempre a no ofrecer harina de maíz para perros ¡cuando se trata de recetas que pueden dañar la salud de tu amigo de cuatro patas!

¿Cómo incluir la harina de maíz en la dieta del perro?

Decir que un alimento no es tóxico para los perros no significa que puedas o debas incluirlo en la dieta de tu amigo. Esto se debe a que, además de aportar poco en cuanto a nutrición, también contribuyen a provocar cambios nocivos en el organismo, convirtiéndose en un riesgo a medio y largo plazo.

Formulados de acuerdo con las necesidades de la especie, teniendo en cuenta otros factores como el tamaño, la edad e incluso el estado de salud, los alimentos comerciales para mascotas son la forma más práctica de garantizar a la mascota una dieta completa y equilibrada, eliminando la necesidad de suplementación.

En caso de alteraciones sugestivas de deficiencias nutricionales, se debe consultar a un veterinario. Recuerda que, además de la comida, la afección puede estar asociada a malabsorción provocada por problemas como lombrices, enfermedades gastrointestinales, etc.

En el caso de la comida casera, es fundamental que la dieta sea prescrita por un veterinario especialista, tras una cuidadosa valoración del paciente e indicaciones adecuadas.

el perro puede comer harina de maíz

La Dra. Mariana dice que la posibilidad de incluir el harina de maíz para perro En la dieta de la mascota está utilizarlo en pequeñas cantidades en la preparación de snacks caseros, como las galletas. ¡Recordando que también deben ofrecerse con moderación!

Cómo (y por qué) resistir los ojos piadosos

Cada mes, miles de personas recurren a Internet para encontrar respuestas a preguntas como «el perro puede comer harina de maíz? ”. La pregunta surge porque a muchos tutores les cuesta resistirse a los ojos llorosos mientras comen. Sin embargo, existen buenas razones para evitar compartir comida con su perro.

Aunque muchos de nuestros alimentos no son tóxicos para los perros, las galletas, pasteles y frituras hacen que el individuo sea más propenso a desarrollar una serie de problemas ligados a la ingesta excesiva de azúcares y grasas.

Es importante tener en cuenta que los perros son muy buenos para notar nuestros sentimientos y comportamiento, incluidas nuestras debilidades. Así, cuanto más cedemos a la tentación de compartir la comida, la tendencia es que se vuelvan cada vez más insistentes, comenzando a consumir cada vez más alimentos inapropiados.

Para evitar que esto suceda, no hay manera: hay que ser firme y evitar constantemente darle comida humana al perro. Con el tiempo, el perro comprenderá que la insistencia no funciona y dejará de pedir comida.

Sin embargo, es posible darle otros alimentos al perro, además de las croquetas y los bocadillos ya preparados. Con pocas calorías y grasas, algunas opciones de frutas y verduras se pueden utilizar como bocadillo natural, como manzana, pera, melón y sandía sin semillas, así como chayote, calabacín y zanahorias.

el perro puede comer harina de maíz

Con esto, ya sabes si un perro puede comer harina de maíz y entiendes cómo evitar que tu mascota coma lo que no debe, incluso con los ojos apagados mirándote. ¡Para descubrir otros alimentos que puede comer tu mascota, sigue nuestros contenidos aquí, en el blog de Animales Asombrosos!

Ir arriba