perro con cara de pena.

¿Los perros pueden comer cebollas o es malo?

La comida es la principal fuente de salud y energía para las mascotas, pero no todos los alimentos que son buenos para la salud humana son buenos para el cachorro. Entre estos alimentos, la cebolla es una duda para muchos tutores. Después de todo, será el perro puede comer cebolla?

Antes de dar cualquier golosina al cachorro, es importante saber si no solo es sabrosa sino también segura. Si quieres variar la alimentación de tu mascota, pero no sabes qué le hace mal, ¡ven con Animales Asombrosos y te lo explicamos!

¿Los perros pueden comer cebollas o no?

Es muy común que el perro ponga esa cara de lástima cuando alguien está comiendo algo. Por mucho que el tutor se resista, la mayoría de las veces, el perro acaba recibiendo una golosina o un trocito.

Algunos alimentos son tan habituales en la rutina que ni se te pasa por la cabeza que tal vez puedan ser perjudiciales para el perro. Desafortunadamente, sin embargo, algunos de ellos son extremadamente peligrosos. Dar cebolla para el perro es un ejemplo!

Entonces la respuesta es: la la cebolla es mala para el perro. Eso es porque tiene tiosulfato, una sustancia inofensiva para los humanos, pero que, en los peludos, modifica la parte interna de los glóbulos rojos, llamada hemoglobina, encargada de llevar el oxígeno al organismo.

Como resultado, las células transportan menos oxígeno, lo que puede causar anemia hemolítica en el amigo de cuatro patas e incluso provocarle la muerte. Si por casualidad el perro come un trozo de cebolla, es posible que los síntomas no aparezcan al principio, pero puede tener síntomas como:

  • jadeando demasiado, incluso estando quieto;
  • debilidad;
  • falta de apetito;
  • orina rojiza;
  • frecuencia cardíaca alta;
  • desmayarse.

Además, la mascota puede incluso morir hasta una semana después de la ingestión. Entonces, la respuesta a la pregunta «¿pueden los perros comer cebollas?» ¡y no! ¡No un poco!

¿Qué pasa si la cebolla se hierve o se fríe?

A pesar de todo, puede ser dudoso que el El perro puede comer cebollas hervidas o fritas. Ya sea en su versión cruda, frita o cocida, la toxina sigue presente y puede ser peligrosa para el cachorro, por lo que tampoco es ideal.

perro mirando hacia un lado.

Aunque no sea elección del dueño, el perro puede comer cebollas por accidente, como ese pedacito que accidentalmente cae al piso o en un almuerzo familiar, por ejemplo, donde siempre hay alguien ofreciéndole algo al cachorro.

Cuando te das cuenta de que el perro ha comido cebolla, aunque sea un trozo pequeño, lo ideal es llevarlo al veterinario lo antes posible, aunque no presente los síntomas anteriores. Eso ¿Por qué las cebollas son malas para los perros? en cualquier cantidad. ¡No intentes hacer que tu amigo vomite! Además de la intoxicación, puede asfixiarse en su propio vómito.

¿El ajo también es malo para los perros?

Algunos tutores optan por una dieta natural y terminan condimentando la comida de su mascota, pensando que los perros pueden comer cebolla y ajo. En el caso del ajo, en concreto, se puede, siempre que se tenga cuidado.

El ajo tiene algunos probióticos que facilitan la digestión de los alimentos y tienen la función de repeler contra pulgas y garrapatas. Por otro lado, también aumenta la presión arterial del perro. Así, si el cachorro ya tiene problemas cardíacos o enfermedades como diabetes o tumores, acabará teniendo complicaciones.

El ajo tiene alicina, y algunas razas de perros que son más sensibles a esta sustancia pueden desarrollar alergias extremas e incluso morir. Si quieres darle ajo a tu perro, lo ideal es que le distribuyas trozos de dientes de ajo puros y crudos, nunca la sazón ni los ajos machacados.

Como el ajo es muy fuerte, es importante prestar atención a la cantidad que le das a tu perro. Embarazadas, lactantes y cachorros menores de seis meses no pueden comer.

No existe una dosis segura, pero la recomendación de los veterinarios es darle ajo como máximo tres veces por semana al amigo de cuatro patas. Más que eso, puede causar problemas.

Entonces, ¿qué puede comer el perro?

Ahora que ya sabes si un perro puede comer cebolla o no, es más fácil entender la necesidad de evitar darle algo de comida a tu peludo, aunque sea muy beneficiosa para la salud humana.

Por tanto, si te gusta ofrecer una alimentación más natural a tu mascota, es interesante, en primer lugar, que busques un veterinario especialista en nutrición. Así, podrá armar una alimentación sana, natural y segura para la mascota, con todos los nutrientes necesarios.

Para variar un poco la comida habitual, puedes ofrecerle frutas (preferiblemente evitando las muy ácidas) y verduras. Un trozo de manzana o zanahoria, además de delicioso, es saludable. Otra opción es darle golosinas a tu propio perro.

¡La mejor elección siempre es la comida!

El pienso sigue siendo la mejor opción para la mascota. Está desarrollado por especialistas para brindarle al perro todos los nutrientes necesarios, en los más variados sabores, sin poner en riesgo la vida de la mascota.

cebolla roja rebanada.

¿Te ha gustado saber si los perros pueden comer cebollas? Aquí, en Animales Asombrosos, encontrarás varios tipos de alimentos para mantener la calidad de vida y seguridad del cachorro. Asegurar la alimentación de tu peludo es muy sencillo: solo compra a través de nuestro e-commerce y recibe en casa. ¡Entra al sitio y compruébalo!

Ir arriba