Alas rotas y ataques al corazón, la horrible práctica para obtener una chaqueta de plumas

La industria textil y de la moda es una de las que mayor daño causa a los animales, que son empleados para la fabricación de piezas como las chaquetas de plumas.

Para obtener el material necesario para la confección de las famosas chaquetas de plumas, es necesario recurrir al desplumaje de gansos y patos.

La práctica del desplumaje se realiza sobre estos animales cada seis meses de forma manual sin brindar anestesia o algún calmante para las aves. Para ello, las personas contratadas para esta labor deben sujetar a los animales y retirar sus plumas de forma abrupta.

Te puede interesar: Muere uno de los cazadores más famosos del mundo aplastado por un elefante

Debido a que es una práctica que se recompensa monetariamente en base a la cantidad diaria de gansos y patos desplumados. Quienes se dedican a este “trabajo” tienden a enfocarse en el número de aves desplumadas, más que en el maltrato ejercido sobre estas especies.

Aves maltratadas para fabricar chaqueta de plumas

Con tan solo superar las diez semanas de vida y hasta cumplir los cuatro años, cientos de gansos y patos son empleados como fuente constante de plumas. Las cuales se utilizan para la fabricación y confección de diversas prendas como las famosas chaquetas de plumas.

Sin embargo no todas las plumas extraídas a estas aves son utilizadas por la industria textil según reportó el diario “TrackMyDown”.

Un ganso produce un estimado de 300 gramos de plumas entre 150gr de tamaño mediano, 60gr pequeñas y 90gr de grandes que se descartan.

Fabian Steinecke, de la Oficina Protectora de Animales de Alemania explicó que durante el desplumaje a las aves se les rompen las alas y reciben diversas heridas. “Las aves en granjas industriales están constantemente bajo estrés y se vuelven somnolientas y agresivas” agregó el funcionario.

Este maltrato en los gansos y patos deriva en un comportamiento antinatural en las aves, que se atacan entre si y se atacan entre sí. Además, normalmente permanecen  en recintos con poco espacio disponible, por lo que algunas terminan aplastándose entre ellas al moverse.

Tras estar expuestas al proceso de desplumaje y brindar el material necesario para la fabricación de piezas como las chaquetas de plumas. Las aves que residen en estas granjas son enviadas al matadero para su destino final como alimento, al perder su uso como fuente de plumas.

Sin duda un trágico destino para estos animales que sólo son empleados como suministro de material para una de las industrias mas contaminantes y peligrosas para el medio ambiente y los ecosistemas.

Ir arriba

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar